Si durante el proceso documental para una traducción, hemos empleado documentos confidenciales o fuentes personales que no pueden o no quieren ser reveladas:

 
Respuesta correcta: Nos atenemos al secreto profesional cuando proceda
Explicación:
En ocasiones al documentarnos para realizar una traducción accedemos a documentos confidenciales, o a fuentes personales que no pueden o no quieren ser relevadas. Como en toda profesión que tiene que ver con la información y la comunicación, la ética profesional nos recomienda salvaguardar la identidad de las fuentes y no revelar datos que puedan resultar comprometidos. De nuestra seriedad a este respecto puede depender la ayuda que nos brinden en futuras traducciones.