Si durante una interpretación de enlace, un interlocutor emite un insulto racista hacia el otro:

 
Respuesta incorrecta: Detenemos la conversación y hablamos con las partes
Explicación:
No conviene, es una reacción demasiado tajante que puede causar mayores problemas. Un intérprete no es un ser aséptico, invisible, mero transmisor de palabras, sino que posibilita la comunicación entre personas por lo general pertenecientes a culturas diversas. Un insulto racista no puede pasarse por alto ni transmitirse sin más, pero hay que valorar, según el contexto de situación, cuándo intervenir para dejarle claro al emisor que no se pueden tolerar conductas de ese tipo.