Al redactar un documento, aportar ideas y reflexiones propias:

 
Respuesta incorrecta: Nunca ha de hacerse
Explicación:
No siempre. Dependiendo del tipo de documento que estemos redactando, es aconsejable aportar ideas propias y reflexiones, pero siempre fundamentándolas desde la perspectiva crítica o aportando datos con su correspondiente fuente bibliográfica. En informes técnicos, resúmenes no suelen incluirse opiniones propias, pero depende del destinatario del documento y el objetivo del mismo. En textos humanísticos, la reflexión y aportación propia señalan la madurez de quien redacta.