Nuestra pronunciación en una lengua extranjera:

 
Respuesta incorrecta: No hay que esforzarse por hablar con acento alguno, hay que utilizar el propio de nuestra lengua
Explicación:
La apatía no es buena amiga del aprendizaje de lenguas. Utilizar el acento y cadencia de nuestra lengua materna puede entorpecer la comprensión en una lengua extranjera. A no ser que tengamos una competencia oral muy trabajada y experta en la lengua extranjeras, tras estancias en algún país extranjero, por lo general, lo recomendable es no forzar acentos, y emplear una pronunciación estándar, que es la que suele aprenderse.