Al hablar en público nuestra mirada ha de dirigirse:

 
Respuesta correcta: A la audiencia, a toda ella, poco a poco, para que nadie quede excluido
Explicación:
En presentaciones en público, es recomendable hacer que toda la audiencia se sienta incluida en nuestro discurso. Con la mirada hay que crear esa empatía, y no centrarnos en una única parte de la audiencia, sino poco a poco recorrer toda la estancia y mirar a todo el mundo. Da muy mala imagen centrar la mirada en los materiales de apoyo, que sólo han de consultarse cuando resulta necesario.